Se trata de una careta o máscara con filtro de partículas, la cual se coloca sobre nariz y boca. Es usada para evitar lesiones respiratorias producidas por inhalación de partículas o gases perjudiciales para la salud. Se coloca en la cabeza mediante dos cintas, que permiten un ajuste hermético. Puedes encontrar dos tipos:

  • El respirador purificador de aire, dotado con dos cartuchos o filtros, unos contenedores preparados para atrapar las partículas de polvo, neblina o humo y almacenarlos en un depósito de desechos.
  • El respirador de suministro de aire aporta aire limpio a través de un cilindro portátil. Se debe elegir un respirador con un filtro adecuado en función a las condiciones específicas del trabajo a realizar.

La capacidad de absorción de los filtros es limitada, se deben reemplazar de manera oportuna y deben llevar una etiqueta con un color asignado indicador de el tipo de contaminante capaz de filtrar.

Respirador