Es un elemento de metal que consta de dos piezas para colocar en las puertas y cuya función principal es garantizar la seguridad de la vivienda. Una pieza se engancha sobre la otra de forma manual. Con el retenedor se consigue una protección extra en la puerta de la casa.

Si llaman a la puerta de casa, antes puedes ver quién es sin llegar a abrir la puerta por completo, así evitas que puedan entrar sin permiso. Su colocación es muy sencilla, tendrás que colocar una parte en el marco y otra en la puerta para que encajen.

Retenedor