Consiste en volver a dar vigor a algo que lo ha perdido aportando viveza y un aspecto más vistoso y cuidado. Es un término muy vinculado a la jardinería, se revitalizan las plantaciones al podar las plantas, añadir flores de temporada, podar las partes secas o echar abono y fertilizantes.

Por otro lado, en otros ámbitos ajenos a la jardinería también se utiliza el término revitalizar. Por ejemplo, en tapicería se habla de revitalizar el cuero con ceras y en el terreno de la ebanistería se revitaliza la madera con lacas y barnices. En decoración, cambiar el estilo de una estancia también puede denominarse revitalizar.

Revitalizar