Elemento de la cortadora de cerámica con forma alargada que cuenta con tres partes: el mango, el eje y la rulina, siendo esta última la más relevante por ser la que marca la pieza. Existen distintos tipos en función del tipo de corte y el material a cortar, no obstante, se clasifican en función de su tamaño expresado en milímetros. 

Su función es marcar la baldosa, de forma que se facilita el corte que se realizará mediante tracción mecánica. Para garantizar un correcto funcionamiento y la calidad del corte es imprescindible que cuente con un mantenimiento continuo.

Rodel