Es un material formado por pequeñas esferas de plástico que contienen aire. Sirve para embalar objetos con el fin de protegerlos de golpes, ralladuras o arañazos. Se emplea en las mudanzas o en los envíos de objetos que puedan sufrir daños.

Se presenta enrollado y en diferentes tamaños. Para utilizarlo, se pega alrededor del producto que desea protegerse con cinta adhesiva. Puede cortarse la cantidad necesaria con unas tijeras o con un cúter.

Rollo de burbujas de plástico