Es un material utilizado como forma de protección de muebles u objetos frágiles en las mudanzas. De esta forma, protege al objeto de posibles golpes o ralladuras. Posee otros usos tales como la realización de manualidades al ser fácil de modelar.

Su aspecto es rugoso y de color marrón. La textura rugosa hace que se pueda doblar con más facilidad lo que hace más sencillo el envolver los objetos. Se puede cortar con unas tijeras o con cúter y se pega con cinta adhesiva. Lo puedes encontrar en formato de rollo de 1 metro de ancho por 10 metros de largo.

Rollo de cartón marrón