Es un material de plástico muy fino que viene enrollado en un cilindro. Se utiliza para embalar cajas, objetos o mobiliario. La textura hace de antideslizante por lo que no se desplaza fácilmente con el movimiento y, además, al estar compuesto por tejido plástico, también es impermeable. Se usa en las mudanzas para poder embalar y proteger diferentes materiales y objetos.

Puede ser de color transparente para ver qué se ha embalado o de color negro, si lo que se busca es privacidad. Se puede encontrar en varias medidas de ancho y largo. Para su uso, se separa por el extremo y se cubre la superficie deseada, después se corta con tijeras o con un cúter.

Rollo film