Pieza de plástico, polipropileno, en forma de "T",  redonda por un lateral y con un taco estriado en el otro extremo. Se utiliza para la fijación de materiales aislantes, como la lana mineral o el poliestireno extruido a una superficie que necesites aislar.

Para proceder a su colocación tienes que taladrar el soporte y el material a fijar, con una broca adecuada a la  medida de la espiga, generalmente de 8mm. Ayúdate de un martillo para la fijación de la roseta. El número recomendado de fijaciones que debes colocar por metro cuadrado es de 3 o 4.

Roseta de fijación