Es un bolígrafo que contiene una pintura al agua con una punta redondeada de 2,5mm. Es reversible por si la punta se daña y la puedes sacar para lavar con agua. No tiene nada de olor y tiene una alta cubrimiento. Vale para todo tipo de decoraciones y para todas las superficies, lo puedes usar en papel, cartón, tela, madera tanto natural como pintada, para cristal, plástico o metal.

Los colores se pueden mezclar entre sí, por si quieres hacer difuminados. Para darle mayor resistencia le puedes aplicar un barniz acrílico tanto con pintura a pincel como con espray. Si lo aplicas a pincel espera al secado completo para que no arrastres la pintura. Son lavables con un paño seco o húmedo.

Rotulador chalk paint