Es una máquina con dos discos de diamante en paralelo, separados a una determinada distancia ajustable mediante unos distanciadores intercambiables. De este modo puede aplicarse a la pared y hacer dos cortes paralelos de la profundidad deseada, que también es ajustable. Se asemeja a una amoladora de mayor potencia que las convencionales.

Es una herramienta para realizar rozas en paredes y tabiques con el objetivo de instalar líneas de cableado eléctrico o pasar tuberías nuevas de agua o desagüe. Este proceso es más rápido, práctico y seguro que hacerlo con maza y cincel. La mayoría de rozadoras son del tipo de discos de diamante con diámetros en torno a 125 mm y con potencias de entre 1500 y 2500 watios.

Rozadora