Es un flotador redondo que se fabrica en polietileno rígido y espuma de poliuretano. Lo rodea una cuerda de poliéster y su color es naranja, de forma que contrasta con la superficie del agua.

Se emplea para la protección de la vida humana en el mar y en la piscina. Es un elemento de seguridad obligatorio en todas las embarcaciones, donde se sitúa en la popa y tiene un sistema de soltado rápido.

Salvavidas