Es un accesorio de plástico formado por dos mordazas situadas en ángulo y un muelle que las comprime. Dispone de una superficie engomada para no dañar el material sobre el que se trabaja. Permite su manejo con una sola mano.

Sirve para la sujeción de dos superficies que forman una esquina, de forma que puedan ser unidas entre sí. Se utiliza introduciendo las piezas previamente ingleteadas en ambas ranuras. Deben ajustarse correctamente con la ayuda del triángulo, que se desplaza para centrar el inglete.

Sargento de esquina