Es una herramienta manual fabricada en metal y madera, llamada también aplacacantos. La parte metálica tiene forma de rosca hasta el extremo acabado en plano. Roscada a la varilla, dispone de una pieza metálica en forma curva con un pequeño sistema de apriete. El mango de madera es ergonómico para facilitar el agarre.

Se utiliza para sujetar cantos en diferentes superficies. Se incorpora a otro sargento metálico, por la parte curva con el sistema de roscado. Una vez se haya colocado en horizontal, acopla el sargento a la pieza sobre la que se vaya a trabajar. Este quedará sujeto, enroscando el mango hasta que haga tope.

Sargento para cantos