Producto libre de oxígeno y compuesto por metacrilato en estado líquido, con muy buena resistencia al agua y a la temperatura. Soporta una mínima de -50º C y una máxima de 150º C. Se utiliza en las juntas roscadas de tuberías metálicas, ya sean de agua, gas o calefacción.

Para su uso es necesario limpiar y desengrasar las partes que desean unirse. Después, se aplica de manera uniforme el producto en la rosca y se enrosca con fuerza. Una vez endurecido, se retira el excedente con un paño húmedo. La masilla permite rectificar durante los primeros diez minutos y puede cargarse desde el momento de su montaje.

Sellador de tuberías