Es la acción de introducir semillas debajo de la tierra en una superficie preparada para que germinen plantas, árboles o césped. Cada planta tiene sus épocas propicias en función de la temperatura, la humedad y la cantidad de agua.

Para hacerlo, se crea un agujero arando la tierra con una pala o un rastrillo, donde se colocan las semillas. Después, hay que regar para que crezcan.

Sembrar