Es un dispositivo electrónico que detiene o paraliza el riego en caso de precipitaciones. Evita que se abran las válvulas del sistema de riego cuando se detecta el nivel de agua suficiente. El sensor lleva incorporado unos discos higroscópicos que absorben el agua de lluvia, por lo que al hincharse y expandirse, activan el detectorresponsable de la detección del riego.

Este sistema mantiene los aspersores cerrados hasta que los discos se deshinchan y dejan de accionar el detector que paraliza el sistema de riego. De esta forma, se incrementa el ahorro de agua de forma considerable, siendo más eficiente el funcionamiento del sistema de riego.

Comúnmente está fabricado en materiales como el aluminio y los termoplásticos que son resistentes a la intemperie y garantizarán su correcto funcionamiento. Existen sensores equipados con tecnología que paraliza el sistema de riego en temperaturas inferiores a 0ºC. Otros incorporan sistemas optoelectrónicos, regulando el funcionamiento el sistema dependiendo de la intensidad de la luz solar. Puedes encontrar otros modelos que permiten regular los mm de lluvia a partir de los cuales el sistema detendrá el riego.

Sensor de lluvia