Es un dispositivo que capta el movimiento, habitualmente mediante infrarrojos. Existe un detector de movimiento que permite regular la distancia en la que actúan, así como establecer la intensidad de luz y su temporización, donde se determina el tiempo que se quiere que permanezcan activos.

La conexión de estos dispositivos es similar a un interruptor. Ante una presencia cierra el contacto, alimentando la luz, bocina o timbre. También se puede encontrar crepuscular, que detecta la luz y, en función de su mayor o menor intensidad, se enciende o apaga. Este detector puede conectarse tanto a la luz como a las persianas de una casa.

Sensor exterior