Es una herramienta para aserrar madera, vidrio y plástico, entre otros materiales. Permite hacer cortes transversales y longitudinales gracias a la hoja dentada que va atravesando el material, creando un surco cada vez más profundo.

Para realizar un buen corte con una sierra circular es preciso marcar el paso de la hoja de corte, después debe ajustarse la profundidad del corte deseado para evitar atascos. Hay que trabajar en condiciones de seguridad durante todo el proceso. El corte debe hacerse de forma lenta y constante, sujetando la sierra circular con firmeza sin perder de vista la guía de la sierra, la cual marca el corte recto de la pieza. Por último, es preciso revisar que la hoja regresa a su posición inicial de seguridad, desconectando la máquina al haber finalizado por completo el trabajo.

Sierra circular