Es una herramienta eléctrica alargada con un mango en uno de sus extremos, donde se encuentra un pulsador y un regulador de velocidad. En el otro tiene un orificio para insertar la hoja de la sierra.

Sirve para cortar multitud de materiales y, dada su flexibilidad, permite el corte en superficies de difícil acceso. Para usarla, se introduce la hoja para el material sobre el que se vaya a trabajar, se regula la velocidad y se agarra con fuerza el mango.

Sierra de sable