Son piezas de mobiliario destinado al descanso y recreo de las personas. Se pueden ubicar tanto en espacios interiores como exteriores. En el caso del mobiliario de exterior, los materiales están preparados para soportar humedades, contrastes de temperatura y ofrecen resistencia al deterioro generado por los rayos UVA.

Se trata principalmente de estructuras de materiales resistentes como pueden ser la madera, el metal, el plástico, el hormigón, la piedra o la resina. Pueden ir forradas de otro material más estético como ratán, cuero o fibras.

Sobre esta estructura se colocan cojines para el respaldo y asientos que proporcionan mayor confort. El sillón consta de una plaza única y los sofás pueden contener varias plazas según el modelo.

Sillones y sofás