Es un soldador compacto y de peso reducido, alrededor de un 70% menos, comparado con un soldador tradicional. Es una tecnología relativamente nueva por lo que es un poco más costoso que cualquier otro equipo de soldadura convencional. En cuanto a energía de carga es un 50% más bajo que un soldador tradicional, de esta forma ayuda a mejorar la calidad de la soldadura y reducir costes de funcionamiento.

Incorporan un regulador para seleccionar la frecuencia de la corriente de 1Hz a 10Hz y tiene la ventaja de que puedes soldar diferentes tipos de material sin tener la necesidad de cambiar el equipo. Se usa para cualquier tipo de soldadura gracias a su excelente manejo con cualquier tipo de electrodo, en especial con las aleaciones de aluminio, que suelen ser las más finas. Su uso es desde nivel particular a nivel profesional.

Soldador inverter