Es la acción de unir dos piezas por adición y fusión de un material, de modo que se genera gran solidez. Para metales existen diversos sistemas de soldadura, como por arco o a gas. Para el primer tipo es preciso tener un equipo electrónico y electrodos. Al conectarlo a la red eléctrica y acercar el electrodo al metal, se produce un arco eléctrico que origina la fusión de la materia y permite la unión de las dos piezas.

En la soldadura a gas, la más común es la oxiacetilénica o autógena, que se produce por combustión de un gas y mezcla de oxígeno. La llama fusiona los bordes del metal y el material de aporte, produciendo su unión. También es usada para soldar plásticos con aire caliente y una temperatura más baja. Esta acción es necesaria en diversas labores de fontanería, carpintería metálica y joyería, entre otras.

Soldar