Es una chapa de acero de color blanco con forma de cinco que se fija en la pared. El hueco que forma, que dispone de una capa de espuma, se cierra con una chapa de acero de color rojo que sirve para asegurar contra robos. Tiene un agujero en el que se coloca el candado de seguridad que incluye.

Se emplea como punto seguro y decorativo en el que colgar una bicicleta, que queda sujeta por el cuadro en el hueco rectangular. La parte superior se utiliza como balda para el casco. Se fija en una superficie de hormigón o ladrillo, ya que los tacos son de nailon. En los tornillos se incluyen tapones de acero con forma de estrella que se clavan en la cabeza para convertirlos en inviolables. Se instala con una broca del 10 para hormigón o pared y una llave de Torx 40.

Soporte antirrobo