Es una estructura que permite apoyar los altavoces manteniéndolos anclados. Se puede encontrar tanto soportes de techo, de pared o suelo, siendo estos últimos los más apropiados para altavoces de grandes dimensiones.

Los soportes de pared se anclan mediante tirafondos a la pared y a los altavoces mediante varillas roscadas, mientras que, en los soportes de suelo solo hay que ajustar los altavoces al soporte con varillas roscadas, sin necesidad de anclar el pie al suelo. Estas estructuras ayudan a conseguir un sonido más envolvente dependiendo de dónde se ubiquen. 

Soporte de altavoces