Pieza fabricada en acero galvanizado o tratada con un recubrimiento protector reactivo, que evita su oxidación. Está formada por una base cuadrada, provista de unos agujeros para anclarla a la pared, y un brazo en forma de L sobre el que se coloca una antena.

Se sitúa en el exterior del edificio. Para ello, se realizan unos agujeros en la pared en los que se pone un canutillo. Se rellena con taco químico, se coloca una varilla roscada dentro del canutillo y se deja secar el tiempo recomendado por el fabricante. Una vez seco, se instala el soporte y se sujeta colocando unas tuercas sobre la varilla.

Soporte de antena