Es la base donde se coloca la alcachofa de la ducha. Actúa de soporte y consigue dejarla de forma fija y en una altura adecuada sin tener que sujetarla con la mano.

Se fabrica con múltiples diseños y acabados. La instalación se realiza en la superficie de la pared y se ubica encima del plato de ducha o bañera. La mayoría de estos soportes tienen tres posiciones para regular el ángulo de la caída del agua.

Soporte de ducha