Es un accesorio de agarre para las cortinas. Se caracteriza por su corta longitud, para una mínima separación entre techo y cortina. Tiene una forma cilíndrica, con un brazo en cuyo extremo se apoya la barra. Este complemento sirve como sujeción para la barra y las cortinas o visillos que se vayan a colgar. Está diseñado para ser atornillado desde el techo y servir de apoyo de la barra. Ambos accesorios van fijados con un tornillo, que lleva en la base, para garantizar su seguridad.

Está diseñado a juego con todos los elementos que completan su montaje. Puede tener gran variedad de materiales y acabados, como metal, forja, madera, aleación de aluminio, con acabados en cromado mate o brillo, óxido, bronce, galvanizado o en color.

Soporte de techo para barra