Es un accesorio para taladro fabricado en metales de alta resistencia como el acero. Consiste en un tubo hueco de 2 cm de diámetro y 5 de profundidad donde se coloca una terraja. En uno de sus extremos lleva otra pieza metálica tubular maciza de 3 cm de profundidad y 8 mm de diámetro por la cual se sujeta a un portabrocas.

Permite fijar terrajas para un uso mecánico. La terraja es una pieza circular, dentada en su interior, que se usa para hacer nuevas roscas exteriores o repararlas si están dañadas. Con este soporte se puede trabajar desde métrica 3 hasta 10.

Soporte de terraja