Es un elemento con forma de semiluna que se coloca en la pared. Se fabrica tanto en madera como en metal y en diferentes diámetros, que deben coincidir con el de la barra que se coloca sobre él. Se presenta en múltiples acabados, como envejecido, efecto forja o dorado.

Se utiliza para sujetar una barra de cortina. Se instala atornillándolo a la pared de tal forma que la barra se apoya en el hueco con forma de semicírculo. Al situarlo en la pared, evita la colocación de terminales en la barra.

Soporte entreparedes