Es un estructura cuya función es sostener una maceta o jardinera. Puede tener diversas formas según el tipo de tiesto que debe soportar. Existen soportes circulares o rectangulares. Se utilizan materiales como hierro o acero para evitar el deterioro generado por la exposición al frío, el sol o el agua. También se comercializa en plástico, aluminio o madera.

La estructura varía según dónde se vaya a colocar. Puede tener un gancho y tres cadenas para colgar al techo o una escuadra a la pared, por ejemplo. También existe con dos ganchos para colgar en barandillas o con una prolongación que permite colgarla mediante un gancho o tornillo fijado a la pared. Otro tipo es el soporte de suelo que eleva la maceta de manera que queda a una distancia del suelo, generalmente por temas de estética o proporción. Algunos soportes de suelo llevan ruedas integradas para facilitar la movilidad.

Soporte para macetas