Es una estructura de acero, plástico o madera e incorpora soportes de distintos tamaños. Puede ser de sobremesa o de colgar, para fijarse a la pared o en el interior de un mueble de cocina.

Se usa para colgar las tapaderas de ollas y cacerolas. Facilita el orden en la cocina, manteniendo cada cosa en su lugar, y ahorra espacio en los cajones.

Soporte para tapas