Líquido que se distribuye con aerosol en cuya fabricación se emplean partículas de plástico reciclado que conforman un revestimiento transparente y ligeramente rugoso, pero sin ser abrasivo y sin cambiar las características físicas del material. Es aplicable en todo tipo de suelos de interior y exterior, en hormigón, madera, acero, cemento, fibra de vidrio, aluminio y revestimientos cerámicos, entre otros.

Para su utilización es necesario que la superficie esté limpia seca y libre de grasa. Tras agitar el producto un par de minutos y oír el golpeteo de la bola que se encuentra en su interior, se proyecta sobre el soporte a una distancia de 25 centímetros, realizando pasadas rápidas y con una temperatura inferior a 35ºC. Después de usar el producto, es recomendable limpiar el difusor invirtiendo el bote y pulverizando su contenido hasta que solo expulse gas, de modo que se evita su obstrucción.

Spray antideslizante