Aerosol compuesto por resina epoxi y cinc, en base disolvente de color gris y plata. Ofrece protección anticorrosiva para superficies de acero galvanizado o acero. Se usa tanto en piezas nuevas como en dañadas, de modo que ofrece protección en casos de soldaduras o desperfectos.

Para aplicarlo, la superficie debe estar limpia, seca y libre de herrumbre, por lo que previamente se debe lijar para eliminar todo el óxido y los desperfectos. Hay que agitar de manera enérgica el producto y distribuirlo en capas finas y cruzadas, a una distancia de 25 o 30 cm. En caso necesario, puede darse una segunda mano a las 24 horas.

Spray para galvanización en frío