Aerosol de esmalte acrílico al disolvente que permite tapar manchas de dificil cubrición. Está indicado para uso en interior y exterior. También se emplea como pintura de acabado o como capa de fondo, aplicando encima otras pinturas.

Previamente a su uso, debe agitarse de manera enérgica un par de minutos tras oír el ruido del mezclador. La superficie debe estar limpia y seca y los restos de corrosión deben eliminarse con un cepillo. Después, se pulveriza una capa fina y se esperan 30 minutos para el repintado. Para su aplicación, hay que mantener el área ventilada y con temperaturas inferiores a 35ºC.

Spray reparador antimanchas