Se trata de un aerosol de pintura blanca con poliuretano que proyecta grumos que simulan el estucado de una pared. Permite hacer pequeñas reparaciones y cubrir desconchones y desprendimientos de pintura sobre paredes u otro tipo de superficies decoradas con la técnica del gotelé. Se utiliza en zonas de difícil acceso o de dimensiones reducidas y se aplica en superficies de materiales como el yeso, la madera o el metal.

Para usar este producto, es necesario agitarlo enérgicamente antes y durante su aplicación, proteger las superficies que no se desean reparar y pulverizar una primera capa sobre el soporte previamente limpio y seco. Dado que existen distintos tipos de gota, hay boquillas de pulverización estrechas y anchas. La distancia de aplicación también condiciona el tipo de gota.

Spray reparagotelé