Es un sistema de climatización que utiliza el piso como medio transmisor. El sistema de calentamiento puede ser por agua caliente o por electricidad. Contiene un aislante térmico en la parte inferior para evitar que el calor se disipe. El sistema de conducción del calor se basa en tuberías de polietileno para conducir el agua caliente o un circuito de resistencias eléctricas para el caso del suelo radiante eléctrico.

El suelo en la parte superior puede ser cerámico para el caso del sistema por agua caliente, o cerámico, suelo laminado o parqué para el sistema eléctrico. También contiene un termostato y una caldera para el sistema de agua caliente. La principal ventaja de este método de climatización es el ahorro energético que supone, ya que el calor se distribuye mucho mejor debido a la superficie que ocupa y, además, asciende del suelo al techo. 

Suelo radiante