Son unas piezas de plástico rígido que se utilizan para fijar el mantel a la mesa. Se colocan en el borde de las mesas para evitar que los manteles se muevan y si están en el exterior evitar que el aire levante el mantel.

Su forma de pinza permite abrir el sujetamanteles lo necesario para adaptarse a distintos grosores de mesa. Se venden en packs ya que es aconsejable colocar un sujetamantales cada 25 centímetros.

Sujetamanteles