Pieza plana rectangular con un extremo en forma de horquilla, en medidas de 90 mm, 240 mm o 300 mm de largo. Está fabricada en acero galvanizado y provista en toda su longitud de unos agujeros de 4 mm.

Se utiliza para colgar techos de cartón yeso o escayola, con perfil de techo continuo en vigas o elementos de madera. Para ello, se coloca la suspensión con el extremo en forma de horquilla para abajo, se fija con tirafondos, se dobla la pieza en forma de L y se encaja el perfil de techo continuo. En función de la distancia necesaria entre el soporte de madera y el perfil primario de techo, se elige el largo de la pieza.

Suspensión de techo