Es una superficie rectangular con unas patas en la parte inferior que sirven para sujetarla verticalmente al suelo. Esas patas son abatibles para facilitar el montaje. Puede ser recta o en ángulo. Se fabrica en madera y en metal, que posee más resistencia al uso. Mide entre 100 cm y 200 cm de largo y entre 30,35 cm y 40 cm de altura.

Es un elemento utilizado en la construcción para delimitar el perímetro de un encofrado. Se emplea en forjados planos, de modo que después de realizar el montaje estructural de la base para verter el hormigón, se instalan las tabicas una al lado de la otra gracias a unos orificios en el perfil lateral. Se clavan por el canto inferior al suelo de madera.

Tabica