Es una herramienta de mano mecanizada, fabricada en plástico, fibra, goma y metal. Se compone de una carcasa principal que oculta y protege el motor eléctrico, uno o más portabrocas, gatillo con regulador de velocidad, botón de cambio de marcha y selector de posiciones de apriete.

La batería de litio acoplada en la parte inferior brinda libertad de movimientos y permite su uso en cualquier lugar. Gracias a ella, puede recargarse cuando se necesite sin mermar su eficacia.

Su principal función es la de realizar agujeros mediante el uso de brocas o mechas acopladas al cabezal, pero dependiendo del accesorio acoplado puede utilizarse para atornillar, fresar, devastar, pulir o bombear líquidos.

Taladro con batería