Herramienta de mano mecanizada compuesta de varias piezas fabricadas en plástico, metal y fibra. El cuerpo principal es una carcasa que protege el motor eléctrico y contiene el gatillo regulador de velocidad, la palanca de cambio de marcha, el selector de percutor y el mango de agarre giratorio. El cabezal portabrocas se conecta a la parte frontal y puede cambiarse en función del trabajo.

La batería de litio de la parte inferior del mango elimina la necesidad de una toma de corriente y otorga libertad de movimiento. El percutor utiliza discos con estrías que, al golpearse entre sí, transmiten la vibración del impacto al cabezal, realizando una acción de golpeo y giratoria. Esto facilita su uso en paredes de hormigón o ladrillo. Su principal función es abrir agujeros en diferentes materiales usando brocas, gracias a los accesorios acoplados al cabezal. También sirve para pulir, fresar, desbastar, bombear líquidos o atornillar.

Taladro percutor sin cable