Es una pieza cilíndrica, fabricada en plástico rígido, con un diámetro de 60 mm y una altura de 16 mm. Uno de sus extremos está rematado y provisto de una tapadera con un orificio de abertura graduable. Su función es la de embellecer los agujeros de las mesas que han de ser perforadas para permitir el paso del cableado de equipos electrónicos como ordenadores, impresoras o teclados. Se produce en varios colores.

Para su instalación es necesario contar con un orificio de 60 mm en la superficie de la mesa, ya que encaja a presión en él. Una vez colocada, se retira la tapadera regulable para introducir todos los cables que sean necesarios. Finalmente, se gradúa según sea necesario y se coloca de nuevo en su lugar.

Tapa pasacables