Es un mortero de fraguado ultrarrápido. Los componentes químicos de este producto son una mezcla de aditivos, áridos y cementos. Sirve para taponar fugas de agua en objetos que contienen o conducen agua, como tuberías o depósitos. Se utiliza en distintos materiales, como hormigón, ladrillo o bloques.

Antes de aplicarlo hay que limpiar y preparar la zona, dejando las esquinas de las grietas en recto, nunca en forma de V. Después de hacer la combinación del polvo con el agua y dejarla homogénea y sin grumos, se aplica en la superficie y se quita el sobrante.

Tapavías