Es un pequeño tapón compuesto por un cuerpo de metal con conector F, de tipo roscado, una resistencia de 75 ohmnios y una junta de plástico. Los ohmnios son la unidad de medida de la resistencia en electricidad, que es la oposición que halla la corriente eléctrica a su paso. La conexión de tipo F permite roscar el tapón a la salida que queda libre en un repartidor o amplificador de antena.

Se utiliza para evitar la pérdida de señal y la entrada de ruido en la instalación de señal de antena. Con esto se consigue mejorar la calidad y la cantidad de la señal que se recibe en el televisor o el receptor.

Tapón de carga ficticia