Es un producto fabricado con derivados del petróleo y recubierto con gránulos minerales. Resulta ideal para impermeabilizar de manera decorativa el techo de casetas y pérgolas de madera evitando así las posibles filtraciones de agua procedentes de las lluvias. Se caracteriza por su flexibilidad y resistencia tanto a la intemperie como al contacto con el agua.

Se puede encontrar en diferentes colores y diseños. Su manejo resulta sencillo gracias a su ligereza y facilidad de corte. Se coloca fácilmente fijándola mediante clavos galvanizados haciendo uso del martillo y fijando los pliegues con soplete o usando masilla bituminosa aplicado en pistola.

Tégola asfáltica