Es una pieza ondulada, ligera y de acabado decorativo que cubre el techo. Los materiales que se usan en su elaboración están compuestos de fibras naturales y resinas, saturadas en asfalto a alta temperatura y posteriormente pigmentadas.

Está diseñada para la impermeabilización y ventilación de cubiertas inclinadas. Evita condensaciones y soporta la degradación por la acción de los elementos naturales, como el agua, el sol o el viento año tras año sin mantenimiento, de modo que resiste a las filtraciones de agua al interior de la casa. Debajo de ella debe haber un soporte impermeabilizado. Es resistente al pisado durante su instalación y es antideslizante.

Teja asfáltica