Se trata de una tela a la que se le ha aplicado un determinado dibujo en uno o varios colores. Se puede hacer con diferentes técnicas como transfer, pigmentos tipo lacas o relieves, o colorantes convencionales, entre otros. El proceso de estampado consiste en pasar el tejido por unos rodillos con varios cilindros, de forma que cada uno aplica un color diferente, hasta conseguir formar el dibujo completo.

Se usa para confeccionar ropa como camisetas, pijamas, blusas o pantalones. Para realizar cortinas o estores, tapizar muebles y cualquier otro uso que se le pueda dar a un tejido.

Tejido estampado