Es un elemento de la instalación eléctrica fabricado en un material conductor y forrado por un plástico aislante, que se encuentra en diferentes colores para diferenciar cada conexión. Su forma varía, de modo que si es macho o hembra indica una conexión rápida, o si es una U o una arandela es para instalaciones permanentes, donde se necesita una herramienta para su montaje.

Se utiliza para realizar conexiones eléctricas o de comunicaciones y facilitar la conexión y la desconexión en caso de necesitarlo. Para su instalación, puede emplearse una crimpadora, una herramienta que es distinta en función del terminal cuya función es cortar y pelar el cable, además de bloquear el terminal en el cable para evitar que se suelte por accidente.

Terminal de cable