Es un sistema de calefacción compuesto por dos tubos verticales y varios transversales en acero o aluminio. Aunque existen modelos de agua, conectados a la caldera, los toalleros eléctricos tan solo necesitan tener un enchufe cerca o funcionan de forma individual. 

Va fijado a la pared para que pueda usarse como colgador de toallas o albornoces en el baño.

La mayoría de los modelos poseen un diseño extraplano que apenas ocupa espacio en el cuarto de baño, lo que les hace un elemento muy práctico y, a su vez, decorativo.

Toallero eléctrico