Base de plástico de forma rectangular con esquinas redondeadas y protección IP44. Su tecnología dispone de dos modos de carga aptos para 16 o 25 amperios. 

Su función principal es recargar vehículos híbridos o eléctricos, tanto en espacios interiores como exteriores. Su conexión se realiza al cuadro principal de la vivienda a través de un diferencial y un automático.

Toma de carga para vehículos eléctricos